1 jul. 2011

Alma bella

2011

Has tus conjuros, “alma bella”,
vengo del futuro y no podemos evitarlo.

Sí, soy un arrogante de mierda, un cretino inmoral,
y no haré donativos, ¿me entiendes? ¡Ni uno más!
Y no me importa ya romper tu corazón (no tienes).
Y ése asunto de dar ánimos, ¡olvídalo!

                                                      Caigo

Sí, estoy empeorando.
Y no, no estoy nada cómodo.
Es una pena que este mundo no acabe hoy,
mi único aliciente, sinceramente, es no durar por siempre.

Has tus conjuros, “alma bella”. Sigo cayendo

                                                      por un precipicioooooo...

—Has llegado sanito —me dices.
Metes la mano dentro de tu blusa y te acomodas el sostén.
—Gracias, que detalle.

R.

1 comentario:

  1. Creo que tu poema refleja una tristeza vestida de furia o será al revés?
    Muy bueno, me encantó leerte.

    ResponderEliminar