31 dic. 2014

Edén: Coro (Intro)

2014

«Verás, todas las noches aquel niño saltaba de la cama y despertaba a su amiguita para jugar junto a ella al “fin del mundo”, imaginaba que aquel era el último día en la tierra y que el Señor, enfadado, había enviado desde el cielo un meteoro a destruirlos… Pocos meses después otro niño, un pujante autor de ciencia ficción, publicó en el periódico de su escuela un relato acerca de un cometa y el fin del mundo; y como bien sabemos, un día el cielo se abrió y Apophis, con su larga cola llameante, cruzó el firmamento e impactó la tierra con una fuerza equivalente a 20.000 bombas atómicas… “fulgor maravilloso venido de los cielos”... ¿Acaso no te das cuenta, mujer? Todo lo que esos carajitos predijeron sucedió: el meteoro, el fin del mundo... ¡Maldita sea, maldita sea! ¡Los niños saben! ¡Saben!».


Incluída en "Niños, meteoros y otros causantes el fin del mundo".


R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario